DAGGA CBD  <  Blog

El efecto de la marihuana ante la hipertensión

La marihuana legal ha fue profundamente analizada, y luego se presentan claras posturas, pero ninguna lo suficientemente concluyentes en cuanto a lo negativo, por ello ha bastado para superar ciertas restricciones en cuanto a su consumo, lo cual se debe a los importantes beneficios que ha arrojado.

La información negativa que por años rondaba a la marihuana, ha quedado a un lado por el espacio propio que se fue creando a través de los estudios que se aplicaban sobre la misma, de hecho muchas teorías apuntan a que todo era manipulado por crear una mala imagen sobre la hierba, aunque no se desmiente el tema de la adicción.

Efectos de la marihuana en el organismo

La relación de la marihuana y la hipertensión

Por años la acción de fumar marihuana, ha manifestado un nivel elevado de adicción, ya que el THC produce una incidencia sobre la psique, lo cual no tiene nada que ver con el cannabis CBD, por ello es ilógico como en 2017 se empezó a propagar la información acerca de que el consumo de la hierba, producía una causa de muerte por hipertensión.

La noticia anteriormente expuesta, puso en alerta a diversas personas de no tener contacto con la marihuana, para escapar de este tipo de ataque cardíaco, pero existen serias dudas al respecto de la veracidad de esta información, sobre todo pensado en la veracidad del estudio que se haya practicado sobre la marihuana y causa de hipertensión.

Lo primero que pone en duda el estudio que arrojó este resultado, es que las personas de estudios no formaban parte de consumidores frecuentes, ya que solo habían fumado marihuana por primera vez, además no existe un concepto claro acerca de la frecuencia, porque puede ser el que la usa una vez semanalmente o una vez mensualmente.

En vista de estas confusiones, la investigación no puede ser considerada como exacta, mucho menos confiable, sobre todo cuando se ha esclarecido años anteriores que la acción de fumar un porro por única vez, no va a generar ninguna clase de daño, mucho menos a caer en el riesgo de sufrir hipertensión.

Consideraciones sobre la marihuana y las secuelas

En medio de los resultados que marcaron la secuela de la hipertensión tras el consumo de la marihuana, también se presenta un factor a tener presente como lo es la calidad de la misma, debido a que muchos narcotraficante mezclan o contaminan la marihuana con otra clase de sustancias, por ello se desconoce si la del estudio era confiable.

De igual manera, el estudio realizado acerca de la marihuana, que se basaba en  el reflejo de la mortalidad en base al problema cardiovascular que presenta como lo es la hipertensión, luego fue reconsiderado y retractado por parte de su propio autor, a lo que se suman también ciertas encuestas que han desvirtuado las conclusiones anteriores.

Públicamente se ha comunicado que dentro de la investigación, se produjo un claro error en cuanto a la metodología, por ello existen distorsiones al momento de arrojar la mortalidad sobre el consumo de marihuana, donde cada hallazgo se ha clasificado como poco satisfactorio.

¿Qué sucede realmente con el CBD y la hipertensión?

Ante la confusión que existe sobre la marihuana y su efecto nocivo de causar hipertensión, es mejor centrarse únicamente en el CBD, donde se puede visualizar de forma clara la influencia que posee sobre la hipertensión, debido a que el cannabidiol se aleja de ese efecto psicoactivos, lo cual genera importantes propiedades positivas.

La clasificación que posee el CBD lo instala como un anticonvulsivo, antipsicótico, y demás cualidades, ante ese tipo de impacto se ha planteado la investigación para utilizar este componente sobre casos en los cuales se presenta el cáncer, aunque no es la única sorpresa sobre este tema, también se presenta un dato curioso sobre la hipertensión.

Los estudios que se mantienen en la actualidad, han establecido que el CBD sirve de para combatir la presión alta, esto va de la mano de un principio que se ha establecido científicamente, donde la dosis única de cannabidiol funciona para reducir los niveles de la presión alta, mientras las personas se encuentren sanas desde el comienzo.

Al final los resultados que se han obtenido de diferentes evaluaciones sanitarias, donde se ha probado que el CBD causa una importante reducción de la presión arterial, mientras que eleva la frecuencia cardíaca para mantener un mismo gasto cardíaco sin alteraciones sobre la salud, a lo que también se suma tomar en cuenta si está baja antes de tomar CBD.

Efecto de la marihuana

La respuesta del CBD ante la hipertensión

Cuando los sujetos que deciden apostar por el CBD presentan estrés como una causa de anticipada, se gesta un efecto donde la frecuencia cardíaca se eleva, porque la respuesta del propio cuerpo al estrés, como también a la marihuana, va creando una resistencia periférica llegando a ser más baja.

Más allá de cualquier efecto en cuanto a la consideración sobre CBD, ya que si se abusa de este tipo de ingesta, llegando a una escala elevada, si causa una influencia acerca de la presión arterial, reflejando un desplome, sobre todo cuando se trata de una persona que se encuentra en reposo.

Sin embargo, cuando se vive bajo estrés y se accede a considerar el CBD, se presenta lo contrario, un aumento sobre la actividad cardíaca, por ello dichas estimaciones previas son importantes al momento de generar alguna postura y juzgar el uso de marihuana, cuando se debe ver cada estudio con una visión crítica.

Más estudios aclaran los beneficios de la marihuana

El rol de los investigadores ante el CBD, siempre debe estar cuestionado, debido a que surgen muchas secuelas fantasmas que no poseen aval, o que sencillamente fueron producidas con otras variantes, es muy complejo medir la respuesta del organismo ante algún consumo cuando existen otro tipo de causas.

Sin embargo el rol del CBD ante alguna clase de padecimiento cardiovascular, se encuentra todavía bajo una mayor expansión de información, para velar por la integridad de las personas, pero hasta los momentos no se ha marcado algún efecto negativo ni mucho menos, para negarse a esta oportunidad.